Como neurocirujanos de columna, el equipo de INTEGRA Neurocirugía Moderna realizamos múltiples casos de cirugía espinal, que van desde hernias de disco hasta casos complejos de reconstrucción espinal que involucran los mas avanzados sistemas de estabilización e instrumentación.

Nuestro entrenamiento altamente especializado nos permite conjuntar la microcirugía descompresiva y correctiva, la estabilización, la fusión e instrumentación espinales, además de técnicas de cirugía de mínima invasión, como los tratamientos percutáneos para dolor y la novedosa Vertebroplastía Percutánea y Cifoplastía, (ver Tratamientos).

 l utilizar técnicas innovadoras de microcirugía, somos capaces de tratar trastornos complejos que incluyen tumores, lesiones deportivas, inestabilidad y estenosis, con la posibilidad de descomprimir, realinear y estabilizar la columna espinal a través de una variedad de abordajes por vía anterior y posterior (a través del abdomen o la cavidad torácica cuando es necesario), en cualquier segmento de la columna: lumbosacro, torácico y cervical.

La vertebroplastía percutánea y la cifoplastía son procedimientos de mínima invasión reservados para el tratamiento del dolor que no se resuelve con medicamentos en casos de osteoporosis y fracturas vertebrales y en los casos de tumores que han invadido la columna espinal y son dolorosos. Introduciendo agujas especiales a través de la piel sin necesidad de cirugía abierta, se puede controlar el dolor y reconstruir una vértebra fracturada que causa dolor y resolver en muchos casos el dolor provocado por tumores; todo esto, con el beneficio de un riesgo mucho menor de cirugía.

El dolor espinal no siempre necesita cirugía pero si procedimientos avanzados para controlarlo; para ciertos padecimientos está indicado el tratamiento con radiofrecuencia, procedimiento de mínima invasión que tampoco requiere cirugía abierta y una muy corta estancia en el hospital.

Estamos dedicados a logar el manejo exitoso de todos los problemas de la columna espinal, para proporcionar la máxima recuperación para los pacientes.

 
 
Una lesión de la médula espinal puede cambiar la vida de una persona, pero no necesariamente disminuir su calidad de vida. Gracias a los avances de la medicina de urgencias y la tecnología, los pacientes ahora pueden llevar sus vidas mas activos y productivos.  Cuando la cirugía es necesaria, llevarla a cabo a conciencia, con la mayor experiencia y responsabilidad es pieza fundamental, además de complementarla con la terapia física y rehabilitación que amerita: un equipo multidisciplinario tanto de médicos como de terapistas rehabilitadores, sicólogos y terapistas del lenguaje.
  lesiones
 
 
botones